Sitios de interés histórico en Castellón

Pasar unas vacaciones en España y no conocer la región de Castellón, en la comunidad de Valencia, sin duda es un viaje incompleto, ya que esta zona es una de las más ricas culturalmente, además ofrece paisajes sorprendentes y se puede disfrutar de la esencia española al máximo.

Onda

Un poco de historia

Con una fuerte presencia en la historia medieval, Castellón fue fundada en un par de ocasiones, primero por iniciativa de don Nuño Sancho, dueño feudal en 1239 y luego por orden del Rey Jaime I, quien en 1251 instruyó a Ximén Pérez de Arenós a trasladar la Villa de Castellón a una llanura.

Encanto medieval

Durante la época medieval surgieron importantes asentamientos urbanos que dieron paso al florecimiento de actividades artesanales y comerciales, Castellón no es la excepción, ya que su ubicación geográfica, en la costa mediterránea, permitió además el desarrollo rural gracias al contraste de terrenos donde destaca el cultivo de cítricos, que incluso para el turismo han sido de tanto beneficio, ya que ofrece paisajes que sacan de la rutina a cualquiera. Sólo hay que imaginar esos campos de naranjos para desear pasar una puesta de sol en ese mágico lugar.

Las Fiestas de la Magdalena

Lo más significativo de su fundación es que ésta ocurrió el tercer domingo de la Cuaresma de 1252, por lo que año con año se llevan a cabo las Fiestas de la Magdalena, una gran atracción turística no sólo por el fervor religioso sino por todo los aspectos típicos que involucra.

En esta festividad destaca la tradición de alumbrarse con faroles en las curvas de sus cayados, pues acompañan una procesión de gaitas que termina el domingo de la Magdalena.

Castellón de la Plana

La capital de la región lleva el nombre de Castellón de la Plana y es un sitio espectacular, pues se guardan tantos episodios históricos así como monumentos. Jaime I es recordado por su visión expansionista y el deseo de hacer florecer a España, por ello en 1260 ordenó la construcción de un camino que unió la villa con el mar, justo donde los romanos habían adaptado como puerto para controlar el tráfico marítimo, esta acción del monarca trajo grandes beneficios económicos y sociales pues ese puerto aún sigue funcionando. Sin embargo el crecimiento de Castellón no terminó ahí, pues al ocupar el trono Pedro III, el Grande, en 1284 concedió a la ciudad la facultad de gobernarse a sí misma, es decir que desde tiempos muy remotos, Castellón se convirtió en un ejemplo de libertad para España.

Su territorio es tan vasto que favorece al cultivo de la vid, el canyamel, y la naranja, pero de entre todos destaca la industrialización y comercialización del cáñamo. Además, pese a su intensa actividad agrícola, sus paisajes se mantienen intactos al paso del hombre, ya que aún se puede disfrutar de ese aire medieval que rodea a la ciudad, como si el tiempo no hubiera pasado por ahí.

Por cientos de años Castellón se mantuvo dentro de unas inmensas murallas que no sólo la protegieron de las constantes guerras, sino que también la mantuvieron exenta del desorden de las grandes ciudades, sin embargo esas protecciones fueron destruídas a finales del Siglo XVIII y si bien ahora es un centro urbano con todas las comodidades de la modernidad, no deja de lado su halo de antigüedad a través de su impresionante arquitectura que demuestra el contraste entre el Viejo Mundo y la época moderna.

La arquitectura histórica de Castellón

Cada paso que se da en Castellón está impregnado de historia, ya que sus monumentos y construcciones, la mayoría religiosas como Iglesias y Catedrales, develan su interesante aire de provincia, pero que se engalana con lo imponente de su estilo.

Los edificios públicos también son de gran valía, ya que son construcciones muy antiguas que además de albergar los asuntos cotidianos del gobierno de la ciudad son un referente para cualquier turista que guste de la historia.

Incluso aún se mantienen trabajos de investigación arqueológica, pues Castellón es una parte imprescindible para entender la historia de España, ya que las miles de anécdotas y leyendas que se cuentan de este lugar están impregnados de la cultura popular, que asegura que las murallas fueron edificadas por importantes héroes mitológicos o bien que durante la ocupación árabe, ningún rey moro pudo atravesar la ciudad.

Al dar un paseo por la ciudad aún se pueden encontrar vestigios de esas impresionantes murallas que lo harán transportarse al mundo antiguo e imaginar cómo era la vida aún antes del Renacimiento de la Humanidad.

Castellón es un sitio que no puede dejar de ser visitado por ningún turista, ya que además de gozar de un clima esplendido y el aire puro del campo, está impregnado de historia y cultura, que harán de su viaje a España unas vacaciones inolvidables, pero sobre todo muy ilustrativas.

Cómo llegar y moverse dentro de Castellón

Otro aspecto que tiene a su favor la provincia de Castellón es su fácil acceso, ya que diariamente se ofrecen múltiples conexiones ferroviarias con Valencia y Alicante, por lo que en cuestión horas podrá estar disfrutando de este mágico lugar. Pero si lo que usted buscar es aprovechar al máximo los paisajes puede viajar en automóvil a través de la carretera N-340 y la autopista A-7 que comunica con cualquier red española o autopista europea, además las rutas están muy bien cuidadas por lo que representa un viaje seguro y encantador. También está la opción del autobús, que salen directo desde cualquier parte del país y otros que hacen enlace con Zaragoza y Barcelona.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *