Descubrir Cuba en poco más de una semana

©lezumbalaberenjena

Unas vacaciones tienen una duración perfecta cuando hablamos de 10 o 12 días. Puedes realizar muchas actividades y también relajarte el tiempo necesario, además de saber que tendrás más días para disfrutar fuera de casa.

Con tanto tiempo cualquiera puede ser el destino indicado para evadirte de la rutina diaria, pero para qué quedarse cerca de casa si el resto de los días del año vas a volver a estar ahí. Siempre vas a buscar el método más económico ya que tampoco se puede tirar la casa por la ventana.

Seguro que no sabías que uno de los destinos más económicos, siempre que busques bien, y más asequibles en cuanto a la relación precio – estancia son las islas del Caribe. De igual modo, puede parecer demasiado tentador pero hay una isla que, junto con sus buenas condiciones monetarias, te ofrece un recorrido completo durante tu estancia. Y, qué mejor que poder viajar y conocer Cuba en 10 días.  

Llegar a la isla es la tarea más sencilla gracias a la buena conexión aérea que tiene con casi todos los lugares del mundo. Una vez allí, puedes decidir pasar unos días en su capital, La Habana, o en ciudades importantes, como Trinidad o Cienfuegos. Allí conocerás la cultura cubana, así como sus gentes y sus tradiciones más antiguas.

Posteriormente podrás viajar hasta Varadero, donde encontrarás una gran variedad de resorts en los que hospedarte. Todas las conexiones entre las ciudades de Cuba son muy buenas gracias al importante sistema de carreteras que posee. Cuando hayas llegado a la parte más tranquila de tus vacaciones, podrás desplazarte hacia las frondosas zonas del interior y conocer sus preciosos parques naturales.

También podrás disfrutar de su costa y, es que, Cuba posee muchas de las playas más bonitas del mundo. Su cálida arena y su ancho mar te harán olvidarte de todas las preocupaciones haciendo que te relajes como nunca hubieras imaginado.

A su vez, no debes olvidarte de probar su variada gastronomía, lo cual no te supondrá un mayor problema gracias a los locales que encontrarás en tu visita. Y, por supuesto, la bebida típica por excelencia, el ron cubano, que adquiere un sabor especial si lo degustas en su tierra natal.

Cuando finalicen los 10 días, habrás recorrido una importante parte de Cuba y seguro que querrás volver a repetir la experiencia. Un viaje que atrapará todos tus sentidos y te hará volver a la rutina con un color diferente en tus ojos.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *