Guía para recorrer el Parque Natural de la Sierra de Espadán

Al sur de la provincia de Castellón se despliega un conjunto de montañas, las últimas estribaciones del sistema Ibérico de España, que se discurren por los territorios de las comarcas del Alto Mijares, Alto Palancia y Plana Baja. El cual es un sistema de muchos árboles frondosos de alcornoques, innumerables fuentes naturales, frescos barrancos y en sí poseedor de un gran ecosistema de vida, declarado no hace muchos años como el Parque Nacional de la Sierra de Espadán.

Al pisar suelo de Castellón, este lugar le será muy tentador visitarlo, debido a que le permitirá ponerse en contacto con la naturaleza, con la esencia del interior de la provincia, su gente amable y modo de vida que se conservan a través de los años. Pero usted necesitará saber cómo llegar allá, conocer un poco de los pueblos que lo componen y de las diversas rutas que puede recorrer. Para lo cual es importante contar con una guía que le muestre las pautas básicas a seguir, para recorrer la Sierra de Espadán.

Montanejos

Para comenzar hay que saber cómo llegar. Por un lado usted puede contratar ese servicio. Pero si es de las personas que prefiere alquilar un coche y aventurarse y sentir la emoción que le trasmite el manejar admirando el paisaje que lo rodea, le resultará grato saber que existen muchos accesos por tomar. Por lo general usted partirá desde Castellón de la Plana, tome la N-340a y baje en dirección sur pasando por el pueblo de Villareal, luego tome la CV-20 en dirección Oeste pasando por el pueblo de Onda. Crúcelo y pase también Artesa, y entrará al parque natural por Tales. Desde allí se puede dirigir hacia Sueras, Ayódar o hacia Alcudia de Veo. Otra forma de llegar es ir siguiendo la ruta anterior, pasando por Villareal, avanzando por la CV-20, tome la CV-10, hacia el sur, pasando por el poblado de Betxí y llegando a un desvío que le llevará hasta Artana, Eslida y Aín.

Una vez llegado a la propia Sierra de Espadán usted puede hacer un recorrido por los diversos poblados que tiene. Hay que saber que 11 ayuntamientos completos están dentro del Parque Nacional, lo cual es grandioso pues le permite conocer un poco de cada uno de ellos. Tomando el segundo acceso de entrada, podemos comenzar un recorrido por los siguientes poblados:

  • Betxí, cuenta con abundantes cultivos de naranjas e industria de cerámicas. Allí puede visitar la Iglesia de Ntra. Sra. De los Ángeles del siglo XVII a XVIII y en la Playa Mayor el Palacio Gótico de los Condes de Arizo.
  • Artana, donde se encuentra las ruinas de un antiguo castillo árabe. Dentro de su Iglesia Parroquial de San Juan Bautista del siglo XIX, usted podrá admirar lienzos diversos así como una interesante inscripción árabe. No olvide allí, la ermita de Santa Cristina con su manantial la Font del Ferro.
  • Eslida, se caracteriza por sus barrancos y sus fuentes de agua. Su centro, rodeado por alcornocales y almendros, albergan el antiquísimo Molí de l’Aire, un antiguo molino de cereales. En las afueras encontrará l’Arc de la Rambla, una construcción muy interesante de ver.
  • Aín, donde destaca el pico Espadán con 1099 m. La Naturaleza de sus bosques se mezclan con sus cultivos de almendros, olivos y cerezos. Siendo sus edificios destacados el Calvario del Siglo XVII y la Iglesia del Siglo XVIII. Su molino árabe el Molí del Llavador y las ruinas del Castillo de Aín le dan el toque ancestral al lugar.
  • Alcudia de Veo, donde podrá visitar el pantano y caserío de Benitandús, las ruinas del Castillo de Alcudia y sus numerosas fuentes.
  • Tales, igualmente con cultivos de naranjos, se puede visitar la Iglesia Parroquial de Ntra. Sra. de la Esperanza y el rehabilitado Molí del carrer del Carme donde está el museo etnológico del ayuntamiento.
  • Suera, donde puede visitar la Iglesia de la Natividad, el Calvario y las ruinas del Castillo de Mauz, después de refrescarse en algunas de sus fuentes.
  • Villamalur, famosa por sus cerezos. Las serranías le ofrece diversos bosques alrededor. La existencia de la Nevera de Cuatro Caminos el cual abastecía de hielo en la antigüedad. Destacan sus diversos hornos y molinos.
  • Ayodar y Fuentes de Ayodar, Torralba del Pinar, Pavías e Higueras, son pequeños poblados que guardan dignos monumentos de la época árabe. Con abundantes bosques, plantíos y fuentes naturales.
  • Gaibiel, que aloja la Casa Blasonada del Conde de Priego, la Iglesia de San Pedro de estilo corintio, la ermita de San Blas y los restos de la Torre del Dit.
  • Matet, Algimia de Almonacid y Vall de Almonacid, son tres poblados medios que posen vestigios de la cultura árabe, como el “Pilón”, el Castillo de l’Alfándiga y el Castillo de Almonacid.
  • Catellnovo, allí acuérdese de tomarse una foto al lado del magnífico olmo plantado en el año 1808 en la Plaza principal.
  • Almedíjar, Azuebar y Chovar, con acueductos, restos de castillos e iglesias.
  • Alfondeguilla, con esta ciudad termina su ruta de recorrido en la Sierra de Espadán. Posee la Iglesia de San Bartolomé, numerosas fuentes, y una muestra del arte hidráulico romano el Pont de l’Aigua i l’Arquet.

Para regresar a Castellón pase el pueblo de La Vall d’Uixó, tome la autopista A-7 y luego la N-340 hasta Castellón de la Plana. De esta manera, siguiendo esta guía básica, usted podrá recorrer el Parque Natural de la Sierra de Espadán y disfrutar de la naturaleza e historia de Castellón.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *