¿Por qué hacer un viaje en moto es una experiencia única?

El primer viaje en moto de larga distancia impresiona siempre a los principiantes. Circular durante horas no presenta dificultad mayor, pero requiere un cierto número de protecciones, de saber hacer diferentes, cuya combinación puede rebelarse delicada a la hora de realizarla. Veamos algunas explicaciones a la hora de realizar un viaje en moto puesto que se trata de una experiencia única.

Autor: SplitShire-Pixabay

Autor: SplitShire-Pixabay

Motivación personal

Lo más importante antes de hacer un viaje en moto de largo trayecto es el de sentirse capaz. Es ante todo una cuestión de motivación. Se debe evitar hacer el viaje por obligación. Existen otros medios de transporte más adaptados, como que transporten la moto en tren o en camión, tomar el avión, alquilar una moto en el lugar al que vamos, tomar un vehículo de alquiler, etcétera. Realizar un largo trayecto en moto, cuando no se tienen ganas, es la mejor fórmula para pasarlo mal. Una buena moto, como las que se pueden encontrar en una tienda de motos en Badajoz, es un buen punto de partida.

Una cuestión de competencia

Conviene tener un mínimo de experiencia en carretera y también de conocimiento de la propia moto. Se deben evitar recorrer 500 km en el mismo día, si tan solo se tiene el permiso de conducción de motos hace 2 semanas, y la moto tan solo tiene 3 días desde la compra. Dicho esto, efectuar un largo trayecto en pequeñas carreteras puede ser muy formador para una persona con poca experiencia.

Es necesario tomarse el tiempo necesario, prever las pausas que se van a realizar durante el trayecto. Una media de conducción, bastante baja, es un buen punto de arranque. El viaje conviene hacerlo, además, acompañado por al menos otra moto, o incluso por una tercera. Pero no más de 3 motos, puesto que esto representa una dificultad añadida y un peligro suplementario.

Una cuestión de preparación

Un gran trayecto no se improvisa, se prepara preferentemente varios días por adelantado. El enemigo número uno del motorista de gran distancia es el cansancio. Ciertamente cuando se hace un largo recorrido, la conducción cansa, pero también el estrés, los nervios, el frío, el ruido, la monotonía, etcétera. Sin evitar completamente estos peligros, no cabe duda de que una buena preparación permite reducirlos al máximo. Hacerse con una buena moto, como las que encontramos en la tienda de motos en Extremadura es una buena opción.

Preparar la moto

Normalmente, si la moto esta bien mantenida, no debería plantear ningún tipo de preocupación en particular. Pero cuando se realiza un trayecto largo, normalmente se llevan maletas. Esto también se prepara. Sobre todo si no se tiene costumbre de viajar con equipaje. Incluso si se viaja con poco equipaje, realizar un largo trayecto sobre carreteras desconocidas, aumenta el riesgo de verse confrontado a lo imprevisto. Hay un mínimo de cosas que se deben prever para evitar verse en una situación complicada.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *