Historia y curiosidades de la Fábrica de Anís del Mono

Cuando hablamos de Badalona es inevitable fijarse en uno de sus puntos más emblemáticos, la fábrica de la famosa marca Anís del Mono. Su origen data del año 1868, cuando fue fundada por los hermanos Josep y Vicenç Bosch.

fabrica-anis-mono

Imagen: flickr

Anís del Mono

Anís del Mono es ya uno de los licores más populares del mundo. Su forma de producción continua siendo artesanal, tal y como se hacía hace 130 años, y a juzgar por su popularidad los consumidores de todo el mundo siguen valorando y agradeciendo esta tradicional forma de elaboración.

“El proceso de producción de Anís del Mono sigue las técnicas tradicionales de hace 130 años”

Esta bebida está compuesta por matalahúva (grana de anís) de primera calidad. De este componente extraen el aceite que proporciona el bouquet tan propio de este anís. Se le añade agua pura, alcohol y jarabe de azúcar refinado y filtrado para lograr este resultado único en el mundo. El proceso de destilación sigue realizándose en alambiques de cobre, originarios del siglo XIX.

Actualmente se fabrican dos tipos de anís en esta fábrica. Por un lado el más seco, que lleva una etiqueta verde, y por el otro una variedad más dulce que se comercializa con una etiqueta roja. Actualmente la bebida se exporta internacionalmente a EEUU y otros países de Latinoamérica.

La fábrica de Anís del Mono

La fábrica de Anís del Mono se ubica en un barrio de pisos de Badalona justo enfrente del renovado paseo marítimo. Este emblemático edificio destaca especialmente por sus salas de destilación modernistas, su archivo y el despacho del gerente.

Conscientes de su atractivo cultural e histórico la fábrica abre sus puertas una vez al mes a los curiosos que quieren conocer tanto el complejo como el proceso artesanal de elaboración del anís. Para asistir, primero es necesario reservar en el Museu de Badalona.

La visita comienza por el edificio de destilación donde todavía se mantiene la maquinaría original que ya cuenta con más de un siglo de edad, y que actualmente se continua utilizando. A lo largo de la visita se explica a los asistentes el proceso de elaboración y la materia prima que dan lugar a esta emblemática bebida.

Después se visita otro edificio dedicado a tareas administrativas, de oficina y donde se encuentra el archivo. Estas salas destacan principalmente por su decoración y muebles de estilo modernista que nos trasladan directamente a la época en la que los hermanos Bosch emprendieron este proyecto.

Curiosidades de Anís del Mono

Quizás te preguntes cual es el origen del nombre de la marca ¿Por qué un mono? La historia cuenta que uno de los barcos de la empresa volvió de América con un mono que se acabaría quedando a vivir aquí. Este simpático animal se volvió tan conocido y atraía a tantos visitantes que acabarían por darle el nombre al anís de los hermanos Bosch.

“Se dice que el nombre del anís se debe a un mono que tenían en la fábrica como mascota, originario de un viaje a América”

Esta marca de anís también fue la encargada de convocar el primer concurso de carteles en España. Varios pintores reconocidos de la época participaron con diversas propuestas de cartel para esta marca, el ganador sería Ramón Casas con su cartel Mono y Mona, ejemplar que actualmente sigue expuesto en la fábrica.

Otra curiosidad es que la botella de Anís del Mono está inspirada en la de un perfume que Vicenç Bosch compró en París para su mujer. Quedó tan fascinado por el diseño que pidió los derechos del envase  para poder registrarlo y utilizarlo para el anís.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *