Los mejores parques nacionales de Castellón

El Parque Nacional del Desierto de las Palmas

Su nombre radica en el sentido de apartarse a un lugar solitario y alejado de la población y las palmas aún abundan Almendros, Desierto de las Palmas, Benicassimen la zona. Ocupa 5 Municipios, Benicassim, La Pobla Tornesa, Castellón de la Plana, Cabanes y Borriol, lo que le da gran convergencia. Parte serranía y paralela a la costa, con diversos roquedos y crestas.

Usted podrá disfrutar de los siguientes sitios de interés: El Castillo de Miravet donde se alojaron monjes guerreros musulmanes dedicados a la Guerra Santa, El Castillo Viejo y ermita de la Magdalena, el Castillo de Montornés en el municipio de Benicasim,  testigo de importantes acontecimientos históricos y poseedor de hermosas vistas hacia la costa mediterránea, La Ermita de Les Santes a unos siete kilómetros de Cabanes.

Destaca una gama cromática diversa debido a las distintas etapas geológicas que componen el Desierto de las Palmas, favoreciendo la existencia de rica vegetación singular. Su fauna compuesta por anfibios como el sapo corredor, reptiles como el lagarto ocelado y la lagartija ibérica; ofidios como la culebra de herradura, y la culebra Lisa. Hay más de 120 especies de aves entre las que destacan el Halcón peregrino, la lechuza, el mochuelo y el Búho real. Entre los mamíferos destacan la Gineta, la Comadreja, el tejón, Jabalí, el Conejo, el Zorro y el Erizo.

El senderismo es la mejor manera de conocer este Parque por lo cual hay cerca de 9 itinerarios de exploración que puede escoger. Y entre los lugares de interés están: El Centro de información la Bartola, Mas de les tortugues, el Monasterio de las Carmelitas, las Bodegas del Carmelitano, el Teatro municipal, el Planetario y Centro de información de la Reserva Natural de le Illes Columbretes, Espai d’Art Contemporani y el Arco Romano de Cabanes.

Para llegar, tome la carretera N-340 con dirección a Barcelona, a la altura de Castellón, tomamos la carretera local CV-147, que une la ermita de la Magdalena con el pueble de Benicasim.

El Parque Nacional de Peñagolosa

Con su pico más elevado (1814 m) es considerado como el techo de la Comunidad Valenciana, formando parte de una encrucijada de ambientes biológicos, geológicos, culturales y sociales. Y es muy propia para el senderismo y el montañismo. Se localiza en los municipios de Vistabella del Maestrat, Xodos y Villahermosa del Río. Tiene una gran diversidad tanto en la fauna como en la flora, destacando el Pino negral, el Águila real y la lagartija Roquera, entre muchas otras.

Tres itinerarios de senderismo lo animaran a recorrer este parque: la Ruta del Barranco de la Pegunta, la Ruta de la Subida al Pico y la Ruta Alrededor del Pico. Y entre los lugares de interés podemos destacar, el Cañón del río Montlleó, el puente romano y el Castillo del Boi y  Xodos, construida en lo alto de una inmensa roca. En cuanto al alojamiento usted podrá encontrarla en sus municipios y en sus alrededores, también puede acampar con el permiso correspondiente.

El cerdo es la especialidad de la zona y lo ha sido desde tiempos remotos, todo un ritual desde la matanza hasta la elaboración de todos los derivados. Cada pueblo tiene su especialidad. En Villabella del Maestrat, el tombet, a base de carne y acompañado de caracoles, setas (hongos locales) y verduras, el Perol, la tortilla de arroz, el principi y dulces como el cascaranya, los rotllets de huevo o de anís. En Villahermosa del Río, los bollos de sardina, el abodeo sin olvidar las gachas, la olla y los higos albardados. En Xodos, probaras la carne asada y la olleta.

Puede llegar desde los tres pueblos a vehículo o haciendo senderismo. Las normativas de comportamiento a tener en cuenta son las mismas que las anteriores.

El Parque Nacional de la Sierra de Espadán

El segundo espacio protegido más extenso de la Comunidad Valenciana. Conformado por un relieve abrupto y quebrado lleno de barrancos y frondosos bosques de alcornoques, Ubicada en las comarcas del Alto Mijares, la Plana Baixa y Alto Palancia, y entre las cuencas de los ríos Palancia y Mijares. Esta dentro de 19 municipios de los cuales 11 forman sus límites totalmente adentro del parque.

Los alcornocales, son una especia emblemática del lugar, el cual es fuente económica local debido al corcho que se obtiene. También encontramos al Pino rodeno, el melojo, el tejo, acebo, el castaño, el arce y el madroño. Así como otras especies de matorrales, helechos, musgos y líquenes. La fauna, resultado de la diversidad de ambientes y paisajes, ofreces anfibios como el Gallipato o Venancio. Reptiles como el lagarto ocelado y la lagartija colilarga. Aves como la amenazada y escasa águila perdicera. Acá existen 16 especies de murciélagos de las cuales 7 son especies amenazadas.

Este parque le tiene preparado cuatro rutas de exploración: La ruta de Barranco de Ajuez,  la ruta del Castillo de Almonecir, la ruta de Barranc de la Caritat y la ruta de Itinerario en Bicicleta. Todas estas con distintas paradas de interés y hermosas vistas por descubrir. En sus proximidades hallamos las ruinas de los castillos de Almonecir en Vall de Almonacid, el castillo de Mauz en Sueras, los castillos de Tales, Alcudia, Azuébar, Aín, la torre del Pilón en Matet por mencionar algunas.

Usted no dejará de probar de la gastronomía de la zona: la olla de pueblo, el bollo de migas, los potajes y guisaos, el conejo con caracoles, arroz caldoso, las gachas, loa callos y la morcilla de cebolla o de arroz son una delicia; y la repostería lo representan las tortas cristinas, les orelletes ambmel, el mostillo, los rosegons, y los bizcochos.

Existen muchas formas de llegar. Se puede acceder desde la A-23 tomando como desvío la CV-230 a la altura de Soneja, la CV-200 y la CV-215 a la altura de Segorbe, la CV-213 a la altura de Navajas y la CV-203 a la altura de Jérica.

El Parque Nacional de la Sierra Calderona

Dentro de las provincias de de Valencia y Castellón, con un área de 18019 hectáreas, variado cromatismo de suelos y de importancia singular pero de gran belleza debido a la formación geológica y su biodiversidad. Dentro de 14 municipios y constituido por una alineación de montañas, que separa las cuencas de los ríos Palancia y Turia. Este parque es de gran importancia histórica y geológica.

Con una vegetación muy diversa, destacan algunos árboles con nombre propio que son: Lledoner de la Cova Santa (Almez, con 200 años), La morruda (Olivo, con 1500 años) y Pi de la Bassa (pino carrasco, con 175 años).

Predomina el azor, el águila culebrera o el trepador azul, en las zonas arboladas y el roquero solitario, el búho real, el halcón peregrino y el águila perdicera en las zonas rocosas. La existencia del gato montés, la gineta y el tejón hacen contraste. Usted verá al galápago leproso y al lagarto ocelado, que puede llegar a medir 60 cm.

Usted podrá ver todo esto a través de las siguientes rutas establecidas: Ruta desde El Garbí a vista de Pájaro, la Ruta del Olocau, el cual es un paseo sobre la huella histórica y cultural, la Ruta del Alcornocal, un reflejo del pasado, La ruta Portaceli, naturaleza y silencio. Le será de mucho interés estos lugares que usted también podrá ver: El poblado íbero El Puntal dels Llops en Olocau, el Castell del Reial, La Cartuja de Portaceli del siglo XIII, el Castillo Medieval de Torres Torres, el Mirador del Garbí, Área recreativa de Santo Espíritu y más.

Ya que está cerca de la ciudad de Valencia, este parque se encuentra muy bien comunicado por las dos autovías: la A-23 al norte y la CV-35 al oeste.

Reserva Nacional de las Islas Columbretes

Cuyo nombre se debe a la denominación dada por los primeros visitantes al ver gran diversidad de serpientes allí. Cuna de pescadores y contrabandistas hasta el siglo XX. El faro que data de 1860 fue automatizado en 1975, cerrando un periodo de hábitat de los llamados Fareros quienes junto a sus familias vivieron allí dejando el faro, algunas casas y un cementerio. Las islas fueron puestas en vigilancia efectiva por el gobierno Valenciano en 1987 y declarado Parque Nacional en 1988. Está formado por una serie de islotes volcánicos con un área total de 19 hectáreas y reunidos en 4 grupos: I’Illa Grossa, la Foradada, el Carallot y la ferrera. Bajo el Municipio de Castellón de la Plana.

Las legendarias culebras que le dieron su nombre, desaparecieron hace más de un siglo. Quedando las aves marinas, como la gaviota de Audouin, la pardela cenicienta, el halcón de Eleonor y el cormorán moñudo, todas estas muy sensibles al impacto del ser humano. Se cuenta con 10 especies endémicas de insectos y una especie endémica de lagartija, la lagartija de las Columbretes y más especies marinas en las aguas circundantes como: la langosta roja, gorgonias rojas, corvinas, meros, barracudas y delfines mulares. Su flora tiene algunas especies endémicas como el mastuerzo marítimo de Columbretes y la alfalfa arbórea, mientras que la planta predominante es la sosa fina, la zanahoria marina, el cambrón y la paternostrera.

Puede hacer su visita y unirse al itinerario de la Visita a I’Illa Grossa, desde el puerto de Tofiño hasta el faro. Dentro de los lugares de interés relacionados con las islas Columbretes están: El Planetari de Castelló, el parque Municipal Pinar de Grau, Puerto pesquero del Grau de Castellón. Se puede acceder desde Grau de Castellón, contratando un barco privado o como parte de un tour guiado.

Debido a que es un grupo de islas pequeñas, no se permite acampar, pero si quedarse en las embarcaciones debidamente amarradas. Y es recomendable que lleve su refrigerio, abundante agua y protector solar.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *