La Concatedral de Santa María en Castellón

Castellón de la Plana capital de la provincia de Castellón, perteneciente a la comunidad Valenciana, alberga en el centro de la ciudad a una iglesia, singular en tiempos remotos que datan desde el siglo XIII. Dicha iglesia forma parte de la historia y orgullo de los Castellonenses, no solo por sus raíces antiguas sino por ser desde finales del siglo pasado, una sede compartida de la Diócesis de la Iglesia Católica y por consiguiente nombrada Concatedral. A continuación repasaremos, parte de la historia y características de la Catedral, que usted podrá apreciar durante su estadía en Castellón.

concatedral

Esta edificación ha pasado por varias transiciones históricas, actualmente usted podrá ver en su totalidad una iglesia construida en el siglo XX, pero con los estilos arquitectónicos Gótico y Neogótico.

Está situada en la plaza Mayor de la ciudad, cerca al municipio, el mercado central y el campanario de El Fadrí (Calle Arcipreste Balaguer 1). Está abierta a la visita del público general a su interior y por cierto la entrada es gratuita. Ahora también puede acudir en sus horarios de servicio y ser parte de un momento de reflexión. Las misas se dan los días laborables y sábados a las 8, 9, 11, 12 y 20 hrs, y por su puesto los domingos a las 9, 11, 12, 13 y 20 hrs.

La Concatedral de Santa María más conocida por su advocación como Iglesia de Santa María la Mayor, es una construcción que después de ver la luz en el siglo XIII fue reducida a escombros por un horroroso incendio en el siglo XIV, iniciándose su reconstrucción inmediatamente y su ampliación a comienzos del siglo siguiente bajo el estilo arquitectónico gótico y con muy lindos decorados, dedicados a Santa María en su Asunción. Se hicieron ciertas implementaciones en el siglo XVII. Lamentablemente durante la Guerra Civil española de 1936, fue incendiada un 24 de Julio, de manera premeditada, causando la pérdida de numerosos retablos, lienzos y esculturas. Siendo demolido bajo ordenanza municipal, en plena guerra civil. Se utilizo algunas de sus piedras para la construcción del Mercado Central. Luego después de tres años se inicia su total reconstrucción, desde 1939 hasta 1999, a cargo del arquitecto Vicente Traver Tomás, continuada por su hijo y finalizada por su nieto Juan Ignacio Traver. Tres generaciones de arquitectos de la familia Traver quienes durante esos 60 años devolvieron a Castellón de la plana su emblema religioso. En esta construcción de estilo Neogótico, cabe resaltar la recuperación de los pórticos Sur y Norte, que datan del siglo XIV, como únicos elementos de aquella época antigua.

Es en el año de 1960, que la Iglesia Arciprestal de Santa María de la Asunción fue elevada a la condición de Concatedral junto a la Catedral de Segorbe, luego que Castellón de la Plana pasara a pertenecer a la nueva diócesis Segorbe-Castellón creada por bula del Papa Juan XXIII.

La arquitectura de la Concatedral de Santa María

La construcción actual ocupa un recuadro completo y tiene la forma clásica de cruz latina, con sus tres naves y un ábside de forma pentagonal. Conservando en su interior algunas reliquias artísticas como pinturas y la cruz procesional, una obra de platería de la segundad mitad del siglo XVI, la escultura de la Inmaculada Concepción del siglo XVIII y diversas pinturas de Camarón, Oliet y del Circulo de Urbano Fos, etc. Desde su exterior, con sus diversos pórticos, frontales y laterales, usted podrá apreciar el arte de la arquitectura neogótica y más que todo de la familia Traver. El frontis de un aspecto fortificado y muy bien articulado, con tres pórticos, correspondiente a cada nave interior, es lo más representativo de la Concatedral. Lateralmente tenemos tanto al Sur como al Norte las puertas góticas originales, las cuales muy propias de su estilo están sin ningún ornato en particular. Detalles ornamentales sobre el pórtico norte como la imagen de la Virgen con el niño en brazos y las esculturas en los capiteles con figuras humanas y vegetales dan la sensación de haber tenido cientos de años. Dentro usted podrá admirar sus hermosos vitrales, las bóvedas con gran aglomeración de nervios, que mantienen firme toda la estructura. El cimborrio que pertenece a la nave central se caracteriza por la gran iluminación natural que deja pasar en el templo.

La Concatedral de Santa María carece de campanas en funcionamiento, y la Torre del Fadrí le sirve de campanario. Las campanas que tenía están almacenadas en el sótano y no forman parte del uso de la Catedral. En realidad ni los mismos servidores de la iglesia sabían de su existencia.

Los alrededores de la catedral

Al frente del templo puede tomarse fotografías junto a una linda pileta que adorna la plaza. En los alrededores de la catedral puede encontrar distintos negocios, con cafeterías, farmacias, pastelerías, centro de calzados, pizzerías, el supermercado Carrefour. De tal manera que si sale muy temprano se su hotel, puede tomarse un desayuno, al costado del Mercado central, donde podrá escoger entre los centros de café, desayunos y almuerzo como la Cafetería Taz-zas. Luego de su visita, puede disfrutar de un almuerzo en el exclusivo Mesón Navarro III, a espaldas de la catedral en la calle Sanchis Alberta 4, cuya especialidad son las carnes y verduras a la brasa; abierto de 9 a 4 pm y de 8 a 12am, excepto los domingos y feriados.

Como parte de su visita por la ciudad de Castellón de la plana, la Concatedral de Santa María es un punto de visita que no puede pasar por alto, tanto por su historia como por su arquitectura.

One Response
  1. marzo 2, 2012

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *