El desierto de las palmas

Si usted tuviera que elegir un lugar que visitar, donde pasar sus vacaciones de una manera tranquila, rodeado de naturaleza, fauna y lugares históricos, ¿Escogería un desierto?, muy probable que no. Más en España, en la provincia de Castellón, existe un lugar en el cual usted encontrará lo que busca. El Desierto de las Palmas, cuyo nombre se refiere a un lugar de retiro y meditación, es un lugar rodeado de vegetación, fauna e historia. Se encuentra comprendido entre los municipios de Benicasim, Cabanes, La Pobla Tornesa, Borriol y Castellón de la Plana, todos dentro de la Provincia de Castellón.

Es un lugar que en los últimos años se ha convertido en un punto de visita preferido donde la gente disfruta diariamente del paisaje natural, y la riqueza histórica que se encuentran ocultas en sus 3200 hectáreas. Las cuales fueron declaradas como paraje natural o Parque Natural de la Comunidad Valenciana el 16 de Octubre de 1989. Lugar poblado y recorrido por los Carmelitas descalzos que llegaron a Benicasim con la intensión de crear un Desierto para su tipo de vida religiosa. Y de aquí realmente viene el origen del nombre Desierto, termino con el que los Carmelitas designaban a un lugar destinado para la máxima soledad individual, la oración, la lectura y la espiritualidad. Asentándose a finales del siglo XVII, y construyendo sus distintas ermitas en el siglo siguiente.

IMG_1924

Después de una serie de inundaciones, se decide abandonar el monasterio antiguo, y construir uno nuevo a 500 metros. Estas ruinas abandonadas, le dan más sentido al nombre del Desierto de las Palmas, más le dan un toque encantador y poético. Además usted podrá visitar otras ruinas y construcciones de gran interés como:

El Castillo de Miravet, del cual se piensa fue un monasterio de monjes guerreros musulmanes evocados a la Guerra Santa, se encuentra en el Municipio de Cabanes, y se resalta su buena conservación.

El Castillo Viejo o de Fadrell y la Ermita de la Magdalena, en Castellón de la Plana, los cuales están relacionados con los orígenes de Castellón, y cada año desde 1378 se conmemora el nacimiento de esta ciudad con la famosa Fiesta de la Magdalena.

El Castillo de Montornés, en el municipio de Benicasim, que data del siglo X, habitada hasta el siglo XV, testigo de importantes acontecimientos históricos y lugar propicio de hermosas vistas hacia la costa.

La Ermita de Les Santes, a siete kilómetros del municipio de Cabanes, antiguo ermitorio reconstruido en el siglo XVII. La variedad cromática que se aprecia por los distintos terrenos que hay favorecen la diversa vegetación existente.

Algo que usted puede apreciar cerca del Castillo de Montornés y lo que no se puede perder es ver la falla geológica de Montornés, perfectamente definida, cuesta abajo del Castillo. En su recorrido por el Desierto de las Palmas usted se sorprenderá de encontrar diversos Acuíferos (fuentes naturales de agua), siendo muy apreciadas: la fuente de Les Santes, del Perelló, de la Teula, de San José, etc. haciendo del Desierto de las Palmas un lugar privilegiado.

El clima característico que usted tiene a favor es el clima mediterráneo que combinado con su cercanía al mar y sus vientos cargados de humedad es propicio para la existencia de microclimas. Este Desierto, al contrario de uno verdadero, se caracteriza por tener una flora mayormente representada por pinos, encinas, olmos, quejigos, el palmito (única y autóctona de Europa), entre muchísimas otras especies, las cuales a pesar de los incendios ocurridos en 1985 y 1992 han logrado una buena restauración manteniendo el brillo del paisajismo que es muy apreciado por los visitantes.

No se olvide de llevar unos buenos binoculares en su mochila, pues el Desierto de las Palmas le ofrece una gran y variada fauna, en busca de refugio y alimento, que puede usted observar durante sus excursiones. Destacan las aves como las currucas, el petirrojo, los carboneros, los herrerillos, el roquero solitario, la golondrina común, el cernícalo vulgar, el halcón peregrino entre otras. Mamíferos como el jabalí hacen del Desierto su paraíso particular. Hay zorros, conejos, ardillas rojas y el peculiar erizo. También pueda que se tropiece con algunos reptiles y anfibios como la rana común, el lagarto ocelado, la culebra bastarda, etc. así es que ande con cuidado y en estrecha comunicación con su guía.

Al llegar al Desierto de las palmas, es recomendable dirigirse al centro de Información la Bartola. Pues existen nueve rutas de exploración preparadas para usted. El senderismo entra en escenario y usted podrá subir al Bartolo (a 729 m de altitud), subir por las crestas (ruta difícil pero gratificante por las vistas), caminar alrededor del parque natural, visitar la población de la Pobla Tornesa, visitar las ruinas árabes del Castillo de Montornés y el Castillo de Miravet, hacer un recorrido por las diversas fuentes y visitar la ermita de Les Santes. Lo mejor comienza en cada trayecto y se complementa con cada destino.

Usted podrá llegar al Desierto de las Palmas desde distintas rutas. Una forma fácil es hacerlo desde Castellón de la Plana, yendo por la carretera N-340 hacia Barcelona y tomando la CV-147. El centro de información la Bartola está en la Carretera Magdalena al Desierto, kilómetro 8, 12560, Benicasim, teléfono: +34964760727, el cual será el centro de sus excursiones. Y a tan solo un kilómetro de distancia del centro de información la Bartola, usted podrá encontrar el Restaurante el Desierto y probar allí de lo mejor de la comida local.

Así es que usted ya tiene un nuevo concepto de desierto, el cual le ofrece restos históricos y religiosos, fauna, fuentes de agua, grandes vistas y un gran motivo para practicar el senderismo. El Desierto de las Palmas en Castellón es sin duda el lugar donde usted podrá, como en tiempos ancestrales, encontrar tranquilidad en contacto con la naturaleza.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *